¿Quién descubrió la Heparina?

¿Quién descubrió la Heparina? ¿Fue el estudiante Jay McLean? ¿Fue su profesor William Howell? Lo que está claro es que, hace 100 años, aquel descubrimiento científico marcó la historia de la medicina para siempre.

Dr. Bernardo Romero, cirujano cardiovascular Hospital Universitario Trias i Pujol

La heparina es una sustancia que se descubre de una manera casual, como muchos de los descubrimientos importantes en ciencia o en medicina. De hecho, fue un estudiante de medicina en la Johns Hopkins School of Medicina, en Baltimore, quién se dio cuenta que había una sustancia que tenía una propiedad de hacer que la sangre no coagulara.

Dr. Robert Linhardt, Bioquímico Rensselaer Polytechnic Institute

Fue un joven estudiante de medicina quién descubrió la heparina. Jay McLean trabajaba para el Profesor Howell.

Dr. James Marcum, Filósofo e historiador médico Baylor University

Mc Lean recibió un encargo de manos de Howell para buscar sustancias que realmente fomentaran o facilitaran la coagulación de la sangre.

Dr. Robert Linhardt, Bioquímico Rensselaer Polytechnic Institute

Y descubrió un extracto que, si lo añadía a la sangre, impedía que esta se coagulara.

Dr. James Marcum, Filósofo e historiador médico Baylor University

La comunidad científica se fija en la persona que tiene realmente más antigüedad y Howell realmente hizo el trabajo.

Dr. Robert Linhardt, Bioquímico Rensselaer Polytechnic Institute

La persona que hizo la primera observación, sin duda, fue Jay McLean.

Dr. James Marcum, Filósofo e historiador médico Baylor University

McLean fue parte de dicho proceso, pero realmente no fue el punto clave del descubrimiento. Y la comunidad científica lo sabe.

Dr. Robert Linhardt, Bioquímico Rensselaer Polytechnic Institute

Creo que todo lo que tiene éxito tiene muchos padres, e inmediatamente fue obvio que la heparina sería muy importante.

Otras historias de Heparina

Ver todas las historias de Heparina

  • Historia
  • 12 Junio 2017

El Instituto de Bioingeniería de Cataluña, el Instituto de Salud Global de Barcelona y Bioibérica se han unido para estudiar el desarrollo de nuevos compuestos derivados de heparina para combatir la malaria, una enfermedad que infecta cada año a 200 millones de personas y causa medio millón de muertes.