Biotecnología para la salud: tres grandes tendencias mundiales

Equipo de redacción The b Blog

La esperanza de vida en los países de la OCDE ha pasado de 75 años (1990) a 80 años (2012) gracias a la innovación en medicamentos que tratan enfermedades graves que eran mortales hasta hace poco (cáncer, VIH, malaria…) y otros que mejoran considerablemente la calidad de vida de patologías crónicas de alta prevalencia como la diabetes o la artrosis.

Gran parte de esta innovación va de la mano de la biotecnología y la implementación de las tecnologías ómicas, la farmacogenómica o la bioinformática. Las áreas en las cuales se prevé que esta innovación tenga un mayor impacto hacia el año 2020 son el diagnóstico de enfermedades, el desarrollo de nuevas terapias y la medicina regenerativa, según  estudios de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) y del Observatorio de Prospectiva Tecnológica Industrial (OPTI).

Las ventas de medicamentos biotecnológicos se estimaron en 289 mil millones de dólares en 2014 y se prevé que crezcan hasta 445 mil millones de dólares en 2019, según datos de la consultora Deloitte.

  • Diagnóstico de enfermedades. El objetivo es la detección precoz de las enfermedades para buscar la terapia personalizada a cada paciente (medicina personalizada) que permita su cura o impida su avance. En 2011 Bioibérica lanzó el primer test genético para predecir la progresión de la artrosis de rodilla.
  • Desarrollo de nuevas terapias. Un ejemplo es la investigación de moléculas biológicas de alto valor terapéutico (péptidos, lípidos, ácidos nucleicos, anticuerpos monoclonales y policlonales…) como la que está realizando Bioibérica para el Alzheimer, las enfermedades intestinales inflamatorias o la dermatología. También, los modelos predictivos celulares, tisulares y animales que reproduzcan fenotipos patológicos para una selección de fármacos; el screening celular para medir la eficacia y toxicidad de fármacos en desarrollo, y las nuevas vacunas terapéuticas e inmunoterapia para el tratamiento de enfermedades infecciosas, autoinmunes y tumores.
  • Medicina regenerativa. Aunque tiene un marco regulador complejo y supone un elevado coste en cuanto a ensayos preclínicos y clínicos, hay un gran número de grupos de investigación dedicados a este campo: trasplante celular, reprogramación de las células madre adultas para que se conviertan en tipos celulares para la regeneración de órganos, desarrollo de biomateriales y biotintas

 

Estas son tres de las grandes tendencias mundiales de la biotecnología actualmente, aunque no podemos obviar las tecnologías transversales como la bioinformática y el Big Data, indispensables para la gestión del gran volumen de datos biológicos que se generan y que nos están permitiendo avanzar exponencialmente en la investigación de enfermedades con necesidades médicas no cubiertas.

Y estamos seguros que podremos ampliar este debate en la principal convención de la industria biotecnológica, la BIO International Convention del 19 al 22 de junio de 2017 en San Diego (Estados Unidos). De momento el programa promete con conferencias como A World Without Disease: Can We Get There? (Luke Timmerman, fundador de Timmerman Report); Going Digital: What Biopharmas Need to Do to Transform the Value Chain (Todd Skrinar, Life Sciences Advisory Partner de EY) o Path from Big Data to Precision Medicine (Atul Butte, director de UCSF Institute for Computational Health Sciences).

Acuicultura, la apuesta mundial para producir alimentos

Acuicultura, la apuesta mundial para producir alimentos

Por Xavier Córdoba, director de la División de Salud Animal de Bioibérica

El aumento progresivo de la población —la FAO estima que en 2050 llegue hasta los 9.000 millones de personas— y la consecuente demanda de alimentos han convertido la acuicultura en una solución que actualmente ya produce más de la mitad del pescado que se consume en el mundo.

La acuicultura, que cuenta con unos 30 años de edad como industria, interviene en la cría de organismos acuáticos de zonas costeras y rurales con la finalidad de aumentar su producción. Actualmente, gracias a esta técnica se cultivan cerca de 567 especies entre peces, crustáceos, moluscos y plantas, hecho que permite salvar especies que desaparecerían con la pesca extractiva y obtener una gran diversidad genética.

Uno de los retos mundiales es lograr una acuicultura más sostenible. Con este objetivo, se quiere mejorar la nutrición que se proporciona a los peces con ingredientes naturales como los nucleótidos y los péptidos bioactivos  para poder luchar contra las enfermedades reforzando su sistema inmunitario y su capacidad digestiva, entre otros aspectos que incidan en la calidad y seguridad alimentaria, así como el medio ambiente. Aún así, el Dr. Daniel Benetti, uno de los mayores expertos del mundo en acuicultura sostenible vinculado a la Rosesntiel School of Marine and Atmospheric Science de Miami (EEUU), ha explicado en un congreso científico en Chile que en las últimas décadas los progresos de sostenibilidad han sido inmensos y que la acuicultura tiene un futuro brillante (ver artículo en el web Aqua.cl).

Asia sigue siendo el gran productor mundial, con el 88,5% según datos de la FAO de 2012. En Europa la acuicultura representa el 20% de la producción de pescado y da empleo a unas 85.000 personas, 20.000 de las cuales pertenecen a España, pais que lidera el sector y que presidirá el Comité de Acuicultura de la Comisión General de Pesca del Mediterráneo durante los próximos cuatro años.

Fuentes y recursos de interés para ampliar información:

Del reto a la pasión

Del reto a la pasión

Carles Canet, director del documental “Heparina: 100 años salvando vidas

Cuando te proponen dirigir un nuevo documental, la primera sensación supongo que es muy parecida a la del escritor y su “síndrome del folio en blanco”. En nuestro caso fue más bien la de la “imagen en blanco”. ¿Cómo explicar, de una manera sencilla, que una biomolécula centenaria salva más de cien millones de vidas al año? ¿Cómo transmitir en imágenes, de manera divulgativa pero no pesada, la importancia y la evolución de la Heparina durante estos cien años? ¿Cómo hacer audiovisualmente comprensible algo que es tan pequeño que no podemos ver pero que ayer, hoy o mañana nos puede salvar la vida a cualquiera de nosotros? Han sido meses de investigar, de intentar comprender, de leer mucho y de una fuerte inmersión en el mundo médico, en el mundo clínico y en el de la producción industrial. Y estoy seguro de que ser un neófito, en estos campos, es más una ventaja que un inconveniente a la hora de procurar que otros entiendan a través de ti, lo que tú has tenido que entender previamente.

Ha sido un trabajo apasionante, tanto por la toma de conciencia de la importancia de la Heparina durante estos cien años, como por las cosas aprendidas en el proceso de intentar divulgarlo de la manera más didáctica y sencilla posible.

De todos modos, lo más apasionante y enriquecedor a nivel personal, como me pasa muy a menudo, es haber tenido continuamente la sensación de que detrás de cualquier descubrimiento, avance científico o simplemente historia, hay personas. Y he vuelto a constatar que, por muy importante que sea lo que cuentas —la Heparina en este caso— sólo la pasión y el entusiasmo de las personas nos hacen avanzar como sociedad. Esta pasión la he encontrado rodeado de instrumentos científicos de última tecnología en Bioibérica; en el Instituto Ronzoni de Milán; en la ciudad medieval de Maastricht; en los hospitales de Sant Pau y el Germans Trias de Badalona o en medio de una explotación ganadera en Lleida, por citar algunas de las localizaciones que hemos incorporado en el documental. Localizaciones importantes pero que no aportarían nada si no hubiéramos encontrado en ellas la pasión por su trabajo, y por la heparina en concreto, que nos ha contagiado gente de la talla personal y profesional como el Dr. Coen Hemker, el Dr. Juan Carlos Souto, Carlos Grande, Vicens Novell, Joan Bassa o Marco Guerrini. No puedo nombrarlos a todos porque son muchos. Pero gracias a todos y de cada uno de ellos hemos aprendido a entender, a conocer, a respetar y admirar a la Heparina. Y a amarla y valorarla a través de un trabajo, el suyo, entendido más como una pasión que como una profesión.

Con todo ello, la “imagen en blanco”, el principio, se fue llenando de magia, de contenido y de información. Si el documental consigue hacer llegar todo esto a quien lo vea, habremos alcanzado nuestro objetivo. Y yo seguiré pensando que una de las mejores recompensas de mi trabajo es poder seguir teniendo el lujo y el placer de compartir, aunque sean breves, ratos con gente de la que puedes aprender tanto y tanto a nivel humano y profesional. No dudo ni un segundo de que, con gente así y con su pasión, la Heparina continuará salvando millones de vidas durante muchos años.

Bioestimulantes para una agricultura sostenible

Bioestimulantes para una agricultura sostenible

Anna Botta, técnica I+D Bioibérica Fisiología Vegetal

La agricultura contribuye al cambio climático y se ve afectada por el cambio climático. La Unión Europea necesita reducir las emisiones de gases de efecto invernadero de su agricultura y adaptar su sistema de producción alimentaria para hacer frente al cambio climático”. Esta era la advertencia que hacía la Agencia Europea del Medio Ambiente a finales de 2015 a la que añadía las siguientes constataciones:

  • Las épocas de floración y cosecha de los cereales se adelantan ya varios días.
  • Las olas de calor extremo y la reducción de las precipitaciones y del agua disponible limitan la productividad agraria.
  • El rendimiento interanual de las cosechas está variando cada vez más debido a los episodios meteorológicos extremos y a otros factores como plagas y enfermedades.
  • Los fertilizantes nitrogenados liberan emisiones de óxido nitroso y también nitratos al suelo y a las masas de agua.

 

Por eso, desde la división de Fisiología Vegetal de Bioibérica, estamos convencidos que los bioestimulantes pueden tener un papel muy importante en la lucha contra el cambio climático precisamente  por  la manera en que actúan.   Estos productos tienen muy en cuenta el metabolismo vegetal y actúan sobre los mecanismos fisiológicos del cultivo para aumentar la resistencia y recuperación de la planta en situaciones de estrés abiótico, manteniendo el equilibrio entre la bioestimulación y la aportación de nutrientes en los momentos más críticos para el cultivo.

Al ser productos naturales compuestos de diferentes materias primas de efecto sinérgico, los bioestimulantes también son una alternativa para intentar reducir las aplicaciones de productos fitosanitarios como los pesticidas. Nuestra línea de inductores de las defensas naturales de la planta, son productos alternativos que tratan de potenciar las propias defensas del vegetal de manera anticipada y aumentada, antes de una infección de patógenos. De esta forma, se consigue reducir el número de aplicaciones y también las dosis de tratamientos fitosanitarios. Y eso se traduce en menos residuos químicos.

Nuestro objetivo es seguir trabajando para una agricultura sostenible y para que el agricultor tenga herramientas para adaptarse a las nuevas condiciones y exigencias del mercado, ambientales y tecnológicas.

La heparina, protagonista de Biospain 2016

La heparina, protagonista de Biospain 2016

Galería de fotos en Pinterest

El sector biotecnológico en España pasa por un buen momento, un mensaje que se está percibiendo esta semana en el encuentro Biospain 2016 que organiza la Asociación Española de Bioempresas (Asebio) en Bilbao: más de 1.500 ejecutivos, 45 inversores, 700 empresas y 3.000 reuniones de partnering.

La octava edición de Biospain tiene un enfoque claramente internacional y de colaboración público-privada, como destacó ayer Ion Arocena, director general de Asebio, y cuenta con la representación de más de 28 países (el país invitado es Estados Unidos). Además, son muchos los medios de comunicación que están dedicando sus páginas y redes sociales al congreso, como Cinco Días que resalta que los inversores buscan a las biotec españolas.

Bioiberica_Biospain_stand_blog“La industria biotecnológica española transmite un mensaje positivo: emprendimiento, internacionalización e innovación” comentava durante la inauguración Francisco Javier Garzón, consejero delegado del ICEX. Pero, “necesita estabilidad económica y política. Tenemos éxitos. Faltan esfuerzos coherentes a largo plazo” pedía Ion Arocena.

El centenario de la heparina llega a Bilbao

El centenario de la heparina, que está impulsando Bioibérica este 2016 con un extenso programa de actividades internacionales, sigue en Biospain.

Bioiberica_IBEC_ISGlobal_blog¿Cómo? En nuestro stand  y presentado en exclusiva el acuerdo de colaboración entre el Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC), el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y nuestra compañía para estudiar nuevas estrategias basadas en el desarrollo de compuestos derivados de heparina para combatir la malaria. La colaboración parte de la investigación del Dr. Xavier Fernández, director de la Unidad de Nanomalaria del IBEC-ISGlobal. “Hemos descubierto que la heparina tiene actividad antimalárica y es más económica que un anticuerpo” explicó ayer en rueda de prensa —con la sala llena de periodistas— el Dr. Fernández.

Felicidades al equipo de Asebio por la excelente organización, un año más, de la cita bienal de la biotecnología en nuestro país.

Me encantaría medir el bienestar del mundo en tiempo real

¿La felicidad y el bienestar se pueden medir? La respuesta es sí y gracias al Big Data una realidad. En el vídeo de la cabecera el Profesor Martin Seligman nos cuenta los detalles que dicen así:

“Cuando intervine en una conferencia en Google hace cinco años, me reuní con la gente de Google Earth y les dije: “Me encantaría poder medir el bienestar del mundo en tiempo real”. Pensé que esto se podía hacer de una manera muy económica y que podíamos saber cuál era la situación de una corporación, de un estado, de un país… Cuál era grado de bienestar en un momento dado.

Y el secreto era que el PERMA tiene un vocabulario asociado y lo que hicimos fue empezar analizando la “P”, la “Felicidad”. Empezamos en inglés, y dijimos “Happy” que es feliz, fuimos a ver el diccionario de sinónimos a ver qué nos decía: alegría, contento, arrebato…, y vimos que había como 80 palabras en inglés que serían las que denominan la felicidad. Empezamos así y luego cogimos las redes sociales e hicimos un seguimiento de Twitter y Facebook, de manera que cada vez que aparecían esas palabras (contento, felicidad…), analizábamos las cinco palabras que había detrás. Así empezamos a detectar e ir recopilando cual era el vocabulario de la felicidad. ¿Cómo? Pues estudiando estos millones de tweets y comentarios de Facebook, que en inglés eran: vino, velas, masaje… Todas palabras clave e hicimos lo mismo con la infelicidad. Así que creamos como una especie de diccionario en inglés de más de 50.000 palabras y frases que son las que se podrían considerar indicadores del PERMA y el anti PERMA. Luego lo que hacemos es en un lugar concreto y en un momento concreto, analizamos todos los tweets enviados por una empresa, por un país o condado de los Estados Unidos y medimos cuanto PERMA hay”.

Posts relacionados:

Poner el foco en lo positivo

Hace ya unos años, en Bioibérica pusimos en marcha el “Bioflow”, un programa de formación que realizan periódicamente todos los trabajadores para potenciar sus fortalezas personales y la actitud positiva. Se trata de un programa basado en la psicología positiva, una disciplina que estudia científicamente qué es aquello que hace que las personas o comunidades se sientan plenas, felices y realizadas. En el vídeo de la cabecera el Profesor Martin Seligman, fundador de esta disciplina, nos cuenta sus orígenes y dice:

“La premisa en psicoterapia durante un siglo ha sido que si la gente consigue hablar de sus problemas, ya mejoran por el simple hecho de verbalizarlos y nadie se planteaba: ¿y si hacemos que la gente hable de la felicidad y de lo que hace bien y de lo que se le da bien en vez de solo sus problemas? Así que hace unos años creamos esta nueva psicoterapia y hay 20 estudios recogidos en un nuevo libro que se va a publicar por parte de Oxford, Psicoterapia Positiva, que lo que hace es que la gente se ponga en contacto con sus pensamientos automáticos, sus puntos fuertes, sus aptitudes sociales y de liderazgo… y funciona igual o incluso un poquito mejor que los antidepresivos y que la propia psicoterapia”.

Posts relacionados:

El bienestar: un fin en sí mismo

Construir bienestar en las empresas es una buena estrategia corporativa”. Con esta frase el Profesor Martin Seligman empezó su conferencia en Bioibérica. Pero ¿es un medio para lograr resultados o un fin en sí mismo? La respuesta la tenéis en el vídeo de la cabecera que dice:

“Cuando voy al Pentágono, por ejemplo, y Bob y yo damos sesiones de formación a los soldados del ejército, al Pentágono le interesa el bienestar como medio para conseguir un fin, y el fin en ese caso es ser un mejor soldado, no el bienestar per se. Y cuando vamos por las empresas y nos preguntan por el bienestar, contestamos que el bienestar es fundamental a la hora de generar más rentabilidad, más patrimonio para los accionistas. Preocuparse por el futuro del lugar de trabajo de tal modo que el bienestar sea el fin en si mismo, que lo que se busque sea el bienestar y que a partir de ahí salga la rentabilidad, a lo mejor gracias al bienestar pero a lo mejor porqué el producto y el equipo sean muy buenos. Pero que el propósito del lugar de trabajo sea el florecer del propio personal”.

Posts relacionados:

La biotecnología alcanza el 10% del PIB español

La biotecnología alcanza el 10% del PIB español

Hace unos días se presentó el Informe Asebio 2015, que anualmente realiza la Asociación Española de Bioempresas (Asebio) para recoger la situación y las tendencias del sector de la biotecnología en España. Patrocinado por Bioibérica, Merck y Celgene, el informe destaca el creciente peso registrado en la facturación de las empresas en el PIB español que alcanzó el 10,35%, así como la subida de empleo e inversión en I+D. Cataluña se reafirma como la comunidad autónoma con una mayor concentración de biotech (21,21%).

La facturación global del sector  se disparó hasta los 107.788 millones de euros en 2014, un 13,28% más respecto al año anterior. Este crecimiento lo aportan principalmente las empresas de más de 250 empleados como Bioibérica, actualmente con un equipo de 500 personas, que suponen el 88,6% del total de la facturación sectorial.

También ha sido muy favorable la inversión interna privada en I+D, que tras años de caída, parece empezar a recuperase. En 2014, la cifra ascendió a los 533,8 millones de euros, lo que supone un 3,75% más que el ejercicio anterior. El empleo ha crecido el 2,91% hasta los 177.973 trabajadores.

El acto incluyó una mesa de debate en la cual participó el doctor Josep Vergés, director médico y científico de Bioibérica, que defendió la importancia de la innovación social de la biotecnología. En este sentido, Vergés destacó que “si no hay I+D, no hay avances en medicina”. Sus declaraciones se situaron entre los temas más populares en Twitter con la etiqueta #InformeASEBIO2015. De hecho, la presentación logró ser trending topic en España, lo cual nos alegra porque vemos que la ciencia “sí despierta interés”.

Como conclusión final, y mirando al futuro, podemos decir que el sector biotecnológico seguirá avanzando y consolidándose si comprendemos, como dijo Vergés, que “la investigación no es un gasto, sino una inversión”.

Seligman & Bioibérica: a la conquista del bienestar

Seligman & Bioibérica: a la conquista del bienestar

¿Existe correlación entre el grado de bienestar de las personas y los resultados de negocio? La respuesta es sí, pero lo ideal es que el bienestar sea un fin en sí mismo y no un medio para alcanzar objetivos. Además, “la felicidad se puede medir y enseñar” y así lo explica el Profesor Martin Seligman, uno de los fundadores de la psicología positiva y director del Centro de Psicología Positiva Penn (Universidad de Pensilvania), en La Contra de La Vanguardia días después de visitar nuestra compañía en Barcelona.

Doctorado en Psicología Experimental, Seligman pasó de estudiar la depresión a investigar las bases del bienestar y la felicidad al descubrir que “sabíamos tratar muy bien los aspectos negativos y patológicos del ser humano, pero que nadie se ocupaba de los positivos, de cómo llevar una buena vida”. En este sentido, apunta que cuando se propuso estudiar las bases del bienestar psicológico, de la felicidad, de las fortalezas y de las virtudes humanas dentro del marco de la ciencia, llegó a la conclusión de  que “las emociones positivas, la calidad de las relaciones y en definitiva, la felicidad, se pueden medir y se pueden enseñar”.

Seligman también destaca la importancia de potenciar las habilidades para potenciar nuestro bienestar, y aumentar así las relaciones, las emociones positivas y el compromiso.

Desde hace unos años, en Bioibérica hemos aplicado la teoría del Profesor Seligman en nuestra filosofía de recursos humanos, a la cual llamamos Bioflow, con unos resultados en implicación y motivación del equipo muy satisfactorios. Los próximos días, aquí en el blog, os ofreceremos algunos extractos en vídeo del taller que Seligman impartió al equipo directivo de Bioibérica sobre la importancia de potenciar el bienestar en los equipos y de cómo convertirlo en un propósito.