1. Inicio
  2. Medios
  3. Historias
  4. Una alianza empresarial de éxito en el mercado farmacéutico

Una alianza empresarial de éxito en el mercado farmacéutico

26 Nov 2015
Healthcare
https://vimeo.com/147023861

Viajamos hasta Finlandia para visitar a Fysioline, la empresa que comercializa el condroitín sulfato de calidad farmacéutica de Bioibérica en ese país. Allí es un medicamento de prescripción médica para la artrosis y, gracias a la alianza entre las dos empresas, el producto se ha convertido en líder del mercado.

Pertti Välikoski, Presidente y propietario de Fysioline (Finlandia)

Fysioline es un negocio familiar fundado en 1991. Actualmente, nuestro equipo está formado por 80 profesionales y este año 2015 facturaremos aproximadamente 20 millones de euros. Fysioline está dividida en diferentes departamentos. El farmacéutico es el más importante y es donde contamos con nuestra propia producción.

Llegó un momento en el teníamos establecida una red de ventas en Finlandia y una buena relación con las farmacias y los médicos. Fue entonces cuando nos empezamos a plantear qué más podíamos hacer para crecer.

Conocí al equipo de Bioibérica por primera vez en la feria CPHI que se celebró en Madrid. Este encuentro llevó a negociaciones que finalizaron en un acuerdo con Bioibérica para empezar a vender el condroitín sulfato de calidad farmacéutica en Finlandia. Estábamos convencidos que la comunidad médica había estado esperando un nuevo tratamiento farmacológico para la artrosis durante mucho tiempo. Y no nos equivocamos: nuestras ventas empezaron a crecer.

Un ejemplo de este éxito es que en Septiembre de 2015 hemos batido un nuevo récord de ventas en Finlandia y nuestro crecimiento ha sido razonablemente fuerte.

Nosotros no teníamos experiencia en el mercado farmacéutico, era una nueva experiencia y necesitábamos formación para nuestro personal y equipo de ventas. Y el apoyo y la formación que recibimos de Bioibérica fue muy buena. La colaboración con Bioibérica ha sido fructífera y espero que continúe para que, juntos, podamos seguir haciendo crecer el condroitín sulfato en Finlandia.