Usted está aquí

Pro-Enteric Advanced®

Manejo sintomático de diarreas

¿Qué es y para qué sirve?

Pro-Enteric Triplex® se recomienda en el manejo sintomático de diarreas, ya que gracias a su triple composición exclusiva recupera la microflora intestinal beneficiosa que se encuentra alterada en estos animales, y vuelve más sólidas las deposiciones. Al recuperar el equilibrio de la microflora intestinal se restablece la barrera de defensa en el intestino. También se facilita una mejor eficiencia digestiva, ya que una flora equilibrada es una fuente de enzimas digestivos que ayudan al enterocito a una mejor absorción de nutrientes. 

Cada jeringa de PRO-ENTERIC Triplex contiene: 

  • Sinbiótico:
    • Probiótico: Enterococcus faecium DSM 10663/NCIMB 10415) 4b1707, 2,6 x 108 UFC/ml
    • Prebiótico: FOS y Acacia (Goma arábica)
  • Caolina
  • Pectina

Pasta con saborizante.

 

¿Cómo actúa Pro-Enteric Triplex®?

Enterococcus faecium es un Probiótico que promueve el mecanismo de exclusión competitiva, combatiendo el sobrecrecimiento de microorganismos patógenos causantes de diarreas en animales de compañía. Mediante la exclusión competitiva evita que los microorganismos patógenos permanezcan en el intestino y consigan nutrientes, recuperando así la flora intestinal normal.

El Prebiótico es el sustrato específico de bacterias beneficiosas como Enterococcus faecium. Al administrar conjuntamente la bacteria junto a su sustrato específico, se potencia el efecto beneficioso del Probiótico, ya que aumenta su viabilidad. La combinación de Probiótico y Prebiótico se denomina Sinbiótico.

La Caolina tiene la capacidad de retener las bacterias y toxinas, impidiendo que actúen sobre la mucosa intestinal. Vuelve más sólidas las deposiciones, al retener también agua. La Pectina espesa las heces líquidas, debido a su capacidad de retener agua y de normalizar la peristalsis intestinal. 

Uso recomendado

En animales de compañía que presenten diarreas, que pueden estar provocadas por: 

  • Tratamientos por vía oral de antibióticos de amplio espectro.
  • Alteraciones ó cambios en la dieta.
  • Alergias o intolerancias alimentarias.
  • Infecciones intestinales (parasitarias, víricas, bacterianas).
  • Problemas pancreáticos, síndrome de Mala Absorción.
  • Alteraciones hepáticas crónicas.
  • Estrés o situaciones agotadoras.

Estas causas pueden desequilibrar la flora intestinal, que es la principal barrera de defensa en el intestino. La diarrea es el principal síntoma de las alteraciones intestinales, como consecuencia del desequilibrio en la microflora. Los procesos diarreicos pueden conducir de forma rápida a estados de deshidratación, fundamentalmente en animales de poco peso.