Glucosamina

Glucosamina

Fármaco de Acción Sintomática Lenta para la Artrosis

Glucosamina

La glucosamina es un amino-azúcar que actúa especialmente como precursor en la glicosilación de las proteínas y de los lípidos. La glucosamina se encuentra principalmente en el exoesqueleto de los artrópodos, en la pared celular de los hongos y en otros muchos organismos, siendo el monosacárido más abundante.  Es un componente de algunos glicosaminoglicanos, como el ácido hialurónico, que a su vez forman parte de la matriz extracelular de la mayoría de tejidos conectivos.

En los condrocitos, la glucosamina es sustrato para sintetizar glicosaminoglicanos que son secretados para formar parte de la matriz extracelular del cartílago o del líquido sinovial. Además regula importantes funciones celulares y tiene actividad antiinflamatoria. Se sintetiza comercialmente mediante la hidrólisis de exoesqueletos de crustáceos en forma cristalina de glucosamina clorhidrato o glucosamina sulfato

La glucosamina en forma de alguna de sus sales (sulfato o clorhidrato) está considerada como Fármaco de Acción Sintomática Lenta para la Artrosis (SYSADOA, Symptomatic Slow Acting Drug for Osteoarthritis), y está actualmente recomendada por las guías terapéuticas nacionales e internacionales. Numerosos ensayos clínicos y meta-análisis confirman su eficacia y seguridad.  Asimismo la glucosamina también se usa en medicina veterinaria para el tratamiento de las patologías articulares de animales como perros, gatos y caballos.

Como fármaco, la glucosamina pertenece al grupo M01AX: Otros antiinflamatorios y antirreumáticos no esteroideos (clasificación ATC -Anatomic Therapeutic Chemical Classification- de la Organización Mundial de la Salud). La dosis terapéutica es de 1500 mg/día, y se recomienda un tratamiento mínimo de 3 meses. Numerosos ensayos clínicos demuestran que reduce el dolor articular y mejora la movilidad. Además puede controlar la progresión de la enfermedad, y algunos estudios sugieren que puede reducir la necesidad de implantación de prótesis de rodilla.

Bioibérica también dispone de Glucosamina de Calidad Nutracéutica

La glucosamina de Bioibérica

Bioibérica produce una glucosamina de calidad farmacéutica, disponible en forma de cualquiera de sus sales. Al igual que todos los productos de Bioiberica, la glucosamina se obtiene a partir de materia prima de máxima calidad, y sigue un estricto control de calidad y trazabilidad, lo que asegura la máxima pureza  y garantiza la eficacia y seguridad del producto final.

La glucosamina de Bioiberica cuenta con DMF aprobado en Europa, y está registrada como fármaco para el tratamiento sintomático de la artrosis en más de 20 países.

Calidades disponibles

Sales:

  • Glucosamina Clorhidrato
  • Glucosamina Sulfato Sódico
  • Glucosamina Sulfato Potásico

 Calidades:

  • Farmacopea Europea
  • Farmacopea Rusa
  • Farmacopea EEUU

 Grados:

  • Grado oral
  • Grado Farmacéutico

 Certificados/DMFs

  • DMF para todas las calidades
  • Certificado Halal

Otros productos de Principios activos farmacéuticos

CONTACTE CON NOSOTROS

ESTAREMOS ENCANTADOS DE AYUDARLE

Salud articular

Correo electrónico:
humanhealth@bioiberica.com
Teléfono:
+34 93 490 49 08
Fax:
+34 93 490 97 11