Factores bióticos

Insectos, nematodos, hongos, bacterias, virus...

Factores bióticos

Las pérdidas en la producción pueden resultar muy importantes

Existen varios grupos de organismos que causan daños en las plantas. Sin duda, uno de los más perjudiciales es el grupo de los insectos, porque pueden llegar a representar verdaderas plagas en el campo. Podemos clasificar los insectos según el modo en que perjudican a la planta: insectos succionadores de savia, roedores de brotes, excavadores de galerías, vectores de agentes patógenos, etc. 

Las infestaciones de nematodos tienen una creciente importancia debido a la próxima desaparición de los desinfectantes químicos convencionales. Estos habitantes de los suelos atacan a las raíces, con deformaciones y agallas, pero sus síntomas son muy visibles en la parte aérea del vegetal: marchitamiento, amarillamiento, pérdidas de vigor y, particularmente, pudrición. 

Destaquemos también las infecciones producidas por hongos, bacterias o virus. La virulencia de estos agentes infecciosos viene determinada en buena medida por la resistencia que sea capaz de ofrecer la planta y por las condiciones en que se encuentre. Los síntomas que se desencadenan en el vegetal a causa de una infección por un organismo patógeno son muy variados: necrosis y deformaciones, pudriciones y exudados o alteraciones del color como el mosaico foliar que causan algunos virus. Según el estadio o severidad de la infección, las pérdidas en la producción pueden resultar muy importantes.