1. Inicio
  2. Medios
  3. Noticias
  4. 12 de octubre de 2014: Día Mundial de la Artrosis y las enfermedades reumáticas

12 de octubre de 2014: Día Mundial de la Artrosis y las enfermedades reumáticas

10 Oct 2014
Healthcare

La artrosis afecta a más de siete millones de españoles adultos y cuesta 4.700 millones de euros al año, de los cuales el 46% corresponde a gastos asistenciales, el 22% a bajas laborales, el 13% a ingresos hospitalarios, el 7% a pruebas diagnósticas y el 5% a medicamentos

Siete de cada diez pacientes con artrosis se siente impedido a la hora de realizar sus actividades diarias, y todos ellos coinciden en que el dolor y la dificultad de movimiento son los factores que más afectan a su calidad de vida

La artrosis es una enfermedad inflamatoria crónica que afecta a las articulaciones. Provoca dolor, inflamación e impide realizar con normalidad algunos movimientos cotidianos como abrir y cerrar las manos o bajar escaleras. Los principales síntomas son: dolor en la articulación al moverla, rigidez en la articulación después de un período de reposo, entumecimiento o hinchazón, y crujidos o sensación de roce al realizar algún movimiento.

 Según la Organización Mundial de la Salud:

- Cerca del 28% de la población mundial mayor de 60 años presenta artrosis y el 80% de ésta tiene limitaciones en sus movimientos.

- El aumento de la esperanza de vida y el envejecimiento de la población harán que la artrosis se convierta en la cuarta causa de discapacidad en el año 2020.

Según la Sociedad Española de Reumatología:

- Más de 7 millones de españoles mayores de 20 años tienen artrosis de rodilla, mano o columna.

- Las partes del cuerpo más susceptibles de sufrir artrosis son las rodillas (10’35%), las manos (6’19%) y las caderas (4%).

Según el estudio ArtRoCad sobre la utilización de recursos sanitarios y la repercusión socio económica de la artrosis de rodilla y cadera en España:

- El coste anual medio de la artrosis de rodilla y de cadera en España asciende a 1.502 euros por paciente.

- Esto supone un coste total de 4.738 millones de euros para la administración cada año, un 0’5% del PIB español.

- El 46% de este importe corresponde a gastos asistenciales, el 22% a bajas laborales, el 13% a ingresos hospitalarios, el 7% a pruebas diagnósticas y el 5% a medicamentos.

- Los pacientes con artrosis representan el 25% del total de pacientes atendidos en las consultas de los reumatólogos.

Según la Guía de Buena Práctica Clínica en Artrosis, del Ministerio de Sanidad y Consumo:

- La artrosis ocasiona el 35% de las visitas en Atención Primaria.

- Es responsable de más del 30% de todas las incapacidades laborales, tanto permanentes como temporales.

Según la Encuesta Nacional a Pacientes Artrósicos, realizada a más de 500 pacientes españoles:

- Siete de cada diez pacientes con artrosis se siente impedido a la hora de realizar sus actividades diarias.

- El 96’3% declara sentir dolor y el 70’5% dificultad para iniciar movimientos cotidianos, como caminar.

- Los pacientes puntúan con un notable alto el trato personal recibido por parte del profesional médico, pero reclaman mayor tiempo de visita y pruebas diagnósticas

- Un 38’5% de los entrevistados visitan a su médico entre dos y conco veces al año y un 25’7% lo hace más de cinco veces.

- Los tratamientos más utilizados son los antiinflamatorios, los analgésicos y los condroprotectores (condroitín sulfato y glucosamina).

- El 48’8% de los pacientes que toman un fármaco condroprotector se sienten notablemente satisfechos con el tratamiento, frente al 36’6% de los que no lo toman, por el alivio del dolor y la mejora de la movilidad.

Los especialistas aconsejan que, en primer lugar, los pacientes tomen una serie de medidas higiénicas para llevar mejor la enfermedad, como podrían ser perder peso y llevar una dieta equilibrada, utilizar un calzado adecuado o realizar ejercicios suaves (como caminar por terrenos llanos o hacer ejercicios en el agua).

Todos estos cuidados pueden ayudar a mejorar los síntomas de la enfermedad pero en función del grado de artrosis y de su localización, suele ser necesario combinar estas terapias con medicación, ya sea con antiinflamatorios y/o analgésicos en las fases agudas de la enfermedad (en las que hay más dolor) o con medicamentos condroprotectores (protectores de la articulación, como el condroitín sulfato y la glucosamina) específicos para tratar la artrosis a largo plazo y que alivian el dolor, mejoran la movilidad y tienen capacidad para frenar el deterioro de la articulación. 

Para obtener más información acerca de la artrosis y las enfermedades reumáticas:

www.ser.es

www.laartrosis.com

http://www.lire.es/

https://www.runforrheumatology.es/

http://www.worldarthritisday.org/