1. Inicio
  2. Medios
  3. Noticias
  4. El Hospital Universitario de Guadalajara gana el I Certamen de Casos Clínicos sobre artrosis menopáusica

El Hospital Universitario de Guadalajara gana el I Certamen de Casos Clínicos sobre artrosis menopáusica

7 Jun 2012
Healthcare

Este certamen quiere llamar la atención de ginecólogos y residentes de la especialidad de ginecología  sobre la sencillez del diagnóstico y el tratamiento de la artrosis
 
Recientes estudios han observado que la disminución de los niveles de estrógenos, que se produce con la llegada de la menopausia, es uno de los factores de riesgo para desarrollar artrosis
 
Los premios se han entregado en el marco del Congreso Nacional de la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia que se celebra en Alicante

El Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital Universitario de Guadalajara ha sido el ganador del I Certamen de Casos Clínicos sobre artrosis menopáusica organizado por la Asociación Española para el Estudio de la Menopausia, AEEM, y Bioibérica Farma. El equipo formado por las doctoras Giselle Adriana González, María Nuño y Mª Jesús Cancelo ha presentado el caso de una mujer que acude a la consulta de ginecología por prolapso uterino. Durante el proceso, se diagnostica osteoporosis establecida y artrosis. El trabajo hace énfasis en que el ginecólogo ha tomado conciencia de la patología ósea que afecta a la mujer y que su papel en la prevención, diagnóstico y tratamiento de estas patologías es clave.

En esta primera edición de los premios se han presentado un total de 8 casos clínicos. El segundo lugar ha sido para el Hospital Universitario de la Paz y el tercer puesto para el Hospital Clínic de Barcelona.  Según el coordinador nacional del Grupo de Dolor y Artrosis de la AEEM, el Dr. Esteban Rodríguez Bueno, “la artrosis es una enfermedad que afecta fundamentalmente a la mujer, más aún cuando se llega a la fecha de la menopausia. Cuando visitamos a nuestras pacientes y les preguntamos cómo se encuentran, es frecuente que nos digan que tienen dolor en las articulaciones”. Y añade: “Los ginecólogos, como máximos garantes de la salud femenina, no deben olvidar esta patología que, en la actualidad tiene ya un marco propio como es el de poder ser clasificada como “artrosis postmenopáusica”.

La Dra. Elena Ruiz, especialista en ginecología y obstetricia y miembro del Grupo de Dolor y Artrosis de la AEEM, expone que “el estudio EPISER ya puso de manifiesto que la prevalencia de la artrosis experimenta un brusco aumento en mujeres de más de 45 años y ahora se ha visto que una de las causas puede ser el descenso del nivel de estrógenos debido a la llegada de la menopausia. Ya se está dando la situación de que es a los ginecólogos a quién les toca identificar los primeros síntomas de la enfermedad, dado que son pacientes que visitan habitualmente”.

Concretamente, se ha observado que los estrógenos parecen jugar un importante papel condroprotector ya que regulan procesos celulares beneficiosos en el tejido articular y se ha demostrado la presencia de receptores de esta hormona en el cartílago, el hueso, la membrana sinovial, los ligamentos y el músculo. En la menopausia se da una disminución en los niveles de estrógenos que provoca lesiones degenerativas en el cartílago y el hueso subcondral, condicionando así un estado pre artrósico en la mujer. Según la Dra. Ruiz, “este tipo de artrosis se desarrolla en los primeros años de la menopausia y es un síndrome distinto con claras diferencias tanto de la artrosis genética como de la relacionada con el envejecimiento”.

Por este motivo se ha organizado el I Certamen de Casos Clínicos sobre artrosis menopáusica, para llamar la atención de ginecólogos y residentes de la especialidad de ginecología  sobre la sencillez del diagnóstico y el tratamiento de la artrosis.

La artrosis no se puede curar pero sí se puede tratar y mejorar la calidad de vida de las personas que la padecen. Desde la AEEMse recomienda, por ejemplo, vigilar el peso, evitar los tacones altos, realizar ejercicio moderado y, si es necesario, ayudarse de un bastón. Además, se recomienda el tratamiento con fármacos SYSADOA (Slow Acting Drug for OsteoAarthritis), como el condroitín sulfato y el sulfato de glucosamina, para mejorar la función articular y aliviar el dolor, pudiendo retrasar la progresión de la enfermedad.